¿Cómo combatir el frío en nuestro cultivo interior de marihuana?
Comentario: 0
Hit: 721

¿Cómo combatir el frío en nuestro cultivo interior de marihuana?

La temperatura es uno de los factores más importantes a tener en cuenta en nuestro cultivo de cannabis indoor. Hoy os vamos a enseñar cómo mantener nuestro cultivo en las mejores condiciones durante el invierno.

El cannabis es un cultivo con una gran resistencia y facilidad de adaptación a casi cualquier clima, aunque si bien sabemos que le gustan los climas cálidos, podemos cultivar casi en cualquier parte del mundo siempre que mantengamos la temperatura dentro de unos rangos óptimos. Hoy en día esta tarea no resulta complicada ya que existen multitud de productos que nos harán más fácil esta tarea.


A diferencia de lo que ocurre en el cultivo exterior donde estamos a merced del clima, en el cultivo interior esto no ocurre, ya que contamos con los medios necesarios para controlar el clima de nuestro cultivo. En el cultivo interior el principal problema surge cuando tenemos que apagar las bombillas de nuestro armario y la consecuente bajada de temperatura. Cuando la temperatura desciende el metabolismo de las plantas se ralentiza. Esto puede provocar que obtengamos plantas pequeñas y débiles por lo que la cantidad y calidad de la cosecha será inferior a lo esperado.


¿Cuál es la temperatura ideal para nuestro indoor?


La temperatura ideal para nuestro cultivo interior está entre los 20-25ºC durante el día. Si la temperatura baja de los 20ºC el desarrollo de las plantas se ralentiza lo mismo que si la temperatura es superior a los 25ºC el metabolismo se acelera. Temperaturas mayores a 30ºC o inferiores a 15ºC pueden provocar desequilibrios disminuyendo su crecimiento. Durante la noche la temperatura será entre 2 y 5ºC menor respecto al día.


Para controlar este proceso podemos comprar un termómetro con memoria de máximas y mínimas. Así podremos saber en qué rango de temperatura se encuentra nuestro cultivo y tomar medidas al respecto.


¿Qué medidas podemos tomar para tener una temperatura adecuada?


Riego, humedad y ventilación


Si la temperatura desciende las raíces no son capaces de absorber la misma cantidad de alimento y nutrientes. Lo mejor sería regar en el momento de encenderse las luces y reducir la cantidad de agua e incluso dejar de regar si las temperaturas descienden demasiado.


El frío unido a una excesiva humedad son los medios ideales para el desarrollo de moho. Conectar un deshumidificador ayudará a reducir dicha humedad y ayudará también a que la temperatura del ambiente aumente un poco. Su consumo eléctrico es algo inferior comparado con los otros dispositivos.

Para que la temperatura aumente podemos reducir la ventilación, aunque esto puede llevar también a un aumento de la humedad. En nuestro grow shop online puedes encontrar diversos modelos de centralitas que controlan uno o más dispositivos a la vez y que mantienen la temperatura y la humedad dentro de unos márgenes adecuados.


Estufas, radiadores y calefactores


Las estufas que utilizan propano, además de aumentar la temperatura queman oxígeno creando CO2 y vapor de agua, a la vez que su precio es algo menor. Las de queroseno también generan calor y CO2. Una llama azul indica que el combustible se está quemando correctamente. Si por el contrario la llama es más bien roja es que su funcionamiento no es el adecuado. La habitación debe ventilarse correctamente antes de entrar si las estufas han estado funcionando durante un largo periodo de tiempo, para evitar una acumulación tóxica de monóxido de carbono.

Los radiadores portátiles también son una buena opción. Debemos tener cuidado de no situar las plantas muy cerca del radiador ya que podría resecarlas. El principal inconveniente es que puede hacer subir la factura de la luz

Los calefactores también son muy usados ya que para proporcionan un chorro de aire cálido que aumenta la temperatura al instante. Hay que tener cuidado de que este aire caliente no se dirija directamente hacia las plantas o se deshidratarán. Estos aparatos resecan el ambiente con facilidad por lo que es conveniente estar atentos, además de que su consumo eléctrico es también muy alto.

Ventajas del frío en la fase de floración


De sobra sabemos que a nuestras plantas no les gusta el frío pero podemos aprovecharnos de él en la fase de floración. Una de las protecciones que tiene el cannabis para protegerse del frío es crear más cantidad de tricomas de resina de lo habitual. Esto sirve por un lado como aislante del frío, así como para evitar que los bichos y otros exógenos entren en contacto con la planta como hongos y parásitos. Otra función importante será la de captar mucho mejor el polen masculino, para una mejor fecundación de la planta.


En las últimas semanas de floración, cuando el cogollo ya está completamente desarrollado y tan solo queda madurar, podemos bajar gradualmente la temperatura hasta llegar a los 16-17º en las últimas 2 semanas. Si conseguimos que la temperatura se mantenga estable durante la noche y el día, conseguiremos un incremento de la resina en los cogollos.


Comentarios

Deje su comentario

* Required field