Extracción con solventes

Uno de los métodos para realizar la extracción de resina de cannabis es mediante el uso de solventes como el gas butano, el propano o el etanol. Esta técnica de extracción consiste en disolver los tricomas en el líquido solvente para, posteriormente, filtrar la mezcla y separarla del material vegetal.  Después se purga mediante calor y vacío mediante un horno de vacío o una desecadora con bomba de vacío para así conseguir una extracción de gran pureza sin restos de residuos del solvente.

La mayoría de los solventes deben ser manipulador con mucho cuidado ya que son altamente inflamables y su mal uso puede ser muy peligroso.